Vila Olimpica - Front Maritim

En una vieja zona industrial del Poblenou, llamada Icària en recuerdo de los antiguos socialistas utópicos, se construyó la Villa Olímpica como residencia de los deportistas participantes en los Juegos Olímpicos de 1992.

El diseño del conjunto, y su posterior transformación en barrio residencial, se hizo de la mano del equipo Bohigas-Martorell-Mackay-Puigdomènech, incorporando también proyectos de otros arquitectos ganadores de premios FAD. La operación suponía, al mismo tiempo, la recuperación de este frente litoral para toda la ciudad, con la creación de los grandes espacios de ocio del Port Olímpic, los parques del Port y de la Nova Icària y la playa de este mismo nombre.

Después de unos años de lento arranque, hoy la Villa Olímpica es ya una zona dotada con los servicios y actividades que dan vitalidad de auténtico barrio. Entre los grandes equipamientos que se emplazan destaca la Universidad Pompeu Fabra, ubicada en las renovadas instalaciones de unos antiguos cuarteles. La biblioteca de la Universidad ocupa el singular edificio del Depósito de las Aguas, que antiguamente alimentaba la fuente del vecino Parque de la Ciutadella.

Éste es, hasta ahora, el barrio más nuevo de Barcelona, y se encuentra todavía en proceso de formación y consolidación. Su extremo de levante limita con los terrenos y las instalaciones donde se desarrolló el Forum de las Culturas 2004, y el conjunto de edificios de oficinas y hoteles de su entorno.

Finalmente, a lo largo de la costa de poniente, está el nuevo sector nombrado Front Marítim, formado por 5 islas de vivienda con jardines centrales. Detrás de éstas, hacia el interior, hay un grupo de islas donde conviven estructuras antiguas como el singular conjunto de la calle de los Pellaires -antes industrial y ahora rehabilitado y transformado en modernos talleres y estudios, como el del diseñador Mariscal- junto con otras nuevas o en transformación.