Montjuïc

Montjuïc es el área más verde de la ciudad, una montaña llena de parques y jardines que fue la sede protagonista de la Exposición Internacional de 1929 y también de los Juegos Olímpicos de 1992. A los amantes de la naturaleza, les gustarán especialmente los parques y jardines de Montjuïc con el atractivo añadido del castillo, los museos, los miradores y las instituciones culturales y deportivas. Aunque en un principio el recinto tenía una vida programada de seis meses (los mismos que duraba la exposición), el éxito de público permitió que se conservara y que llegara hasta nuestros días.

En Montjuïc destacan el Jardín Botánico y los jardines de Joan Brossa, en la parte alta de la montaña, donde estaba el antiguo parque de atracciones. Otros jardines destacables son el jardín de Petra Kelly, los jardines del Mirador, los de Mossèn Jacint Verdaguer, con plantas bulbosas y acuáticas; los de Mossèn Costa i Llobera, con plantas tropicales y del desierto; el parque del Migdia, y los románticos jardines de Laribal, situados entre el teatro griego y la Fundación Joan Miró. Fuente: http://w3.bcn.cat.