El Parc de la Ciutadella

Fue durante muchos años el único parque de la ciudad de Barcelona. Está situado en el barrio de Ciutat Vella, en el triángulo comprendido entre la Estación de Francia, el Arco de Triunfo y la Villa Olímpica, entre el paseo Pujades, el paseo Picasso y la calle Wellington. Dispone de diez accesos y tiene una extensión de 17,42 hectáreas, sin contar el Zoo de Barcelona.

En el parque se ubica el antiguo Arsenal de la Ciudadela, sede actual del Parlamento de Cataluña.

Con motivo de la Exposición Universal de 1888, el alcalde Francesc Rius i Taulet encargó la urbanización del parque a Josep Fontserè, en los terrenos de la Ciudadela derribada, en plena apertura de Barcelona al mundo internacional.

Ocupa los terrenos de la Ciudadela construida por Felipe V para dominar la ciudad tras la Guerra de Sucesión Española, en el siglo XVIII.

El 11 de septiembre de 1714, tras un asedio de más de 13 meses, Barcelona caía bajo la armada del rey Felipe V, que para mantener la ciudad bajo un firme control construyó esta ciudadela o fortaleza, la más grande de Europa por entonces, con forma de estrella, de donde toma su nombre actual el parque y el barrio de la Ciutadella circundante.

La Ciudadela fue parte integrante de un conjunto militar para dominar plenamente la ciudad de Barcelona, en el que, junto a la Ciudadela propiamente dicha, se construyó el Castillo de Montjuïc, en la montaña homónima que domina Barcelona desde la altura. La construcción de la Ciudadela se encargó al ingeniero militar de origen flamenco Joris Prosper Van Verboom, realizándose entre 1716 y 1718.

Para su construcción fue necesario derrocar parte del Barrio de la Ribera, que no sería trasladado a la Barceloneta hasta tres décadas más tarde. Se derribaron 1.200 casas, así como los conventos de San Agustín y Santa Clara, y se desvió el Rec Comtal. En total se desalojó a unas 4.500 personas, que no recibieron indemnización alguna y fueron abandonadas a su suerte. Fuente: Wikipedia.