British Museum

Los orígenes del British Museum, se encuentran en la voluntad del médico, naturalista y coleccionista, Sir Hans Sloane (1660-1753). Durante toda su vida, Sloane colecciono más de 71.000 objetos que mantuvo intactos hasta de su muerte. Toda la colección fue legada al rey George II a cambio del pago de 20.000 libras esterlinas a sus herederos.

El gobierno británico adquirió esta colección por el precio simbólico de 20.000 libras destina do a los herederos, dinero que se obtuvo mediante una lotería pública organizada por el Parlamento Británico, según muestra su acta de fundación del 7 de enero de 1753. Además, también se adquirió la biblioteca de Sir Robert Cotton y la del anticuario Robert Harley.

El museo abrió oficialmente al público el 15 de enero de 1759, en la mansión Montagu, pero cuando ésta se quedó pequeña se inició, en 1852 y en la misma ubicación, la construcción de un nuevo edificio de estilo neoclásico, diseñado por Robert Smirke.

Con la excepción de las dos guerras mundiales, el museo ha permanecido abierto desde entonces, aumentando gradualmente su horario de visitas a estudiosos y personas curiosa. El número de visitantes ha aumentado de 5.000 visitas aproximadamente al año en el siglo XVIII ,hasta cerca de 6 millones visitas en la actualidad.

Actualmente el British Museum cuenta con más de 8 millones de objetos que cubren la historia de la cultura humana: desde las herramientas de piedra del hombre primitivo, a las pinturas de los grandes maestros del siglo XX.

El Museo se divide en diferentes departamentos reapartidos en tres plantas: Civilización Griega, Civilización romana, Colección Asirio-Babilónicas, Antiguo Egipto, Arte oriental, Arte indio, Arte japonés, Arte islámico, Colecciones prehistóricas y Romano-Británicas, Colecciones Medievales y Renacentistas, Exposiciones temporales.