Santuario Púnico


El Tophet, conocido también como santuario de Tanit y Baal-Hamomon, el espacio de culto púnico más antiguo de la ciudad.

El descubrimiento arqueológico de este santuario púnico, levanta aún pasiones en el imaginario del mundo moderno. El lugar actual resulta de pequeño tamaño y no representa la amplitud del cementerio original, estimado en 2 Ha. Sobre el cementerio original se han construido viviendas residenciales, lo que dificulta las excavaciones.

El lugar, plantado con mimosas y palmeras, agrupa, entre otras cosas de los stèles adornados con el símbolo de Tanit (diosa de la fertilidad) o Baal Hamon (dios de la ciudad).

El lugar se descubrió en 1921, y las distintas excavaciones efectuadas han permitido descubrir nueve fases de entierros, que datan del siglo VIII aC a mitad del siglo II dC. Este eras un lugar donde fueron sacrificados en piras funerarias y durante siglos, miles de niños cuya edad era en torno a los tres años, mayoritariamente de familias nobles, y eran sacrificados en honor del dios Baal-Hammon. También se han encontrado restos de animales sacrificados, las cenizas eran depositadas en urnas que eran enterradas bajo la Stela funeraria.